Aniversario de Fundación Ilustre Capítulo de Caballeros de Ntra. Sra. María de Valvanera y Homenaje al S.E.R D. Fidel García Martínez

 

El próximo día 20 de noviembre de 2021, a las 12 del mediodía, en la Iglesia del Seminario Conciliar «El Salvador», situado en la calle Avenida de la Paz nº 114 de esta ciudad de Logroño, el Ilustre Capítulo de Caballeros de Ntra. Sra. María de Valvanera ha organizado la celebración del 70 aniversario fundacional así como un homenaje póstumo al que fuera su fundador, el Excmo. Sr. Obispo S.E.R. D. Fidel García Martínez, siendo Obispo Diocesano de Calahorra y La Calzada (07/09/1927-10/02/1973+)

S.E.R. D. Fidel García Martínez, fue designado Obispo de nuestra Diócesis, el 7 de Diciembre de 1927, hasta que en la primavera de 1953 dimitió, permaneciendo ya en situación de obispo dimisionario y emérito hasta el 10 de Febrero 1973, fecha en que falleció en el Seminario Conciliar de Logroño, donde llegó unos meses antes de morir y donde están enterrados sus restos mortales.

Independientemente de su biografía (ver su apartado específico), fue el mas entusiasta, y la cabeza visible en la fundación del Patronato Pro Valvanera que se constituyó el 22 de Febrero de 1949, junto al Ilmo. Sr. Presidente de la Diputación de la entonces Provincia de Logroño. D. Agapito del Valle y López, y el Excmo. Sr. Gobernador Civil  D. Alberto Martín Gamero, inspirador y valedor decisivo de la constitución del ILUSTRÍSIMO CAPÍTULO DE CABALLEROS DE NTRA. SRA. MARÍA DE VALVANERA (entre otras personalidades).

Ya en 1951, S.E.R  D. Fidel García Martínez, Obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada, tuvo a bien fundar éste Ilustre Capítulo de Caballeros.

A los actos preparados para conmemorar este 70 Aniversario Fundacional, han sido invitados personalidades, autoridades y entidades, intimamente relacionadas con nuestra Diócesis y con nuestra comunidad de La Rioja.

BREVE RESUMEM-BIOGRAFIA DE S.E.R. D. FIDEL GARCÍA MARTÍNEZ.

Nació en la localidad de Soto y Amío, provincia de León, el 24 de abril de 1880. Creció en el seno de una familia humilde, siendo su padre peón caminero.

Ingresó en el Seminario-Universidad Pontificia de Comillas el año 1893 y cursó todos sus estudios hasta 1907, doctorándose en Filosofía, Teología y Derecho Canónico.

Recibió el orden del presbiterado el 25 de mayo de 1907 y en este mismo año fue nombrado coadjutor de la parroquia de Santa María de Trubia (Asturias). En 1908 pasó como coadjutor a la parroquia de Santa Eulalia de Turielos de La Felquera (Asturias). En 1910 ganó por oposición la Magistralía de la Catedral de Palencia y el 20 de octubre de 1911, fue nombrado Provisor y Vicario General de aquel Obispado. En 1913, por indicación de Roma, fue nombrado Gobernador Eclesiástico de la diócesis palentina. Al ser trasladado a la Sede santanderina Juan Plaza, el Nuncio en España, Monseñor Ragonesi, propuso a Fidel García Martínez para desempeñar el cargo de Administrador Apostólico de la Diócesis de Calahorra y La Calzada, siendo preconizado Obispo Titular de Hippo por el Papa Benedicto XV en el Consistorio de 16 de diciembre de 1920. El 17 de julio de 1921 tomó posesión de la Diócesis como Administrador Apostólico y el 7 de septiembre de 1927, a propuesta del rey Alfonso XIII, el Papa Pío XI le nombró Obispo Diocesano de Calahorra y La Calzada, tomando posesión de la nuestra diócesis el día 7 de diciembre del mismo año y permaneciendo al frente de la misma hasta el año 1952. En 1931, fue propuesto por la propia jerarquía romana para la sede primada de Toledo a fin de sustituir al cardenal Pedro Segura, pero renunció a tal ascenso y prefirió continuar con su sede calagurritana.

Ocupó la jefatura de nuestra Diócesis durante cuatro períodos históricos muy distintos: el final de la Restauración, la dictadura de Miguel Primo de Rivera, la II República y la postguerra, durante un total de más de tres décadas. Estando al frente de la diócesis, revitalizó la Unión Apostólica para contribuir a la mejora del clero local.

Después de los ataques de la dictadura de Franco, D. Fidel prefirió autoexiliarse primero en Oña, después en Deusto (Vizcaya) junto a los Jesuitas. El ya obispo emérito pasa los últimos años de su vida en la residencia sacerdotal de Seminario Conciliar de Logroño que el mismo fundó, donde muere el 10 de febrero de 1973, sin rehabilitación alguna por parte del Régimen de Franco o de la Iglesia Católica. Cumpliéndose su última voluntad, fue enterrado en el Seminario de Logroño que él mismo fundó como ya se ha dicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.