header001.png

Login Form

Preparemos los caminos; Ya se acerca el Salvador

Hemos comenzamos nuevo tiempo litúrgico y nuevo Año Litúrgico, que comenzamos hoy en éste primer domingo de diciembre.

Para empezar, nos saltamos o mejor dicho hemos eliminado ese tiempo de preparación al que hoy, como ya hemos mencionado, entramos de lleno.

El sentido del Adviento, es avivar en los creyentes la espera del nacimiento del niño Jesús, Nuestro Señor y prepararnos para la celebración de la Navidad. Pero ¿Qué navidad preparamos?

Año tras año, y cada vez con más fuerza y con más anticipación, nos preparan y participamos con muchísimo entusiasmos de ello, en la festividad más adulterada y desvirtuada de las que conocemos.

Los grandes problemas cotidianos de muchas personas, siguen presentes antes, durante y después de la Navidad. Los que duermen en la calle lo siguen haciendo, los ladrones siguen robando, los maltratadores maltratando, muchas personas en el mundo sin poder comer, los telediarios siguen dando las mismas porquerías de noticias que todos los días, los programas de ocio-basura siguen sin fallar día tras día, en un palabra, el odio, el desamor, la avaricia, codicia y la deshumanización, siguen presentes en nuestras vidas.

Si bien es verdad que algunas personas se vuelven especialmente cariñosos en esta época, las familias aparcan de momento sus desencuentros, parece que nos esforzamos por llevarnos bien, por demostrar lo bueno que tenemos y que llevamos dentro, de nuestros buenos propósitos y sentimientos y que podemos ofrecer a nuestros amigos y al resto de nuestro prójimo todo ello.

Grandes comidas y cenas de familias, de amigos, de compañeros de trabajo y de empresas, haciendo la imagen de llevarse bien o por lo menos de procurarlo. Intentamos desde nuestras limitadas posibilidades, cambiar el mundo para hacerlo un sitio más justo, dónde reine la paz entre nosotros y todas esas cosas….Todo momentáneo y de cualquier manera, falso.

La realidad es otra bien distinta. En el mundo hay mucha necesidad e injusticia. Muchos millones de personas mueren de hambre y enfermedades. Hay muchos, muchos necesitados.

No es necesario irnos a buscarlos a países lejanos como por ejemplo en África o en otros continentes, no. Los tenemos al lado nuestro, en nuestra ciudad, en nuestras calles, en nuestro mismo portal. Porqué ahora y más que nunca, nuestros hermanos de piso, de edificio, de calle, de barrio, de parroquia, etc…, están necesitados, muy necesitados.

Ahora más que nunca, debemos dejar de lado esos suntuosos gastos llamados de Navidad y ofrecer cuanta ayuda podamos para cubrir las necesidades de nuestros hermanos en Cristo. Nos vendrá muy bien para nuestro propio bolsillo, para ayuda del prójimo, solidarizándonos con ellos y sobre todo para nuestra conciencia, pues estaremos volviendo a la NAVIDAD que Dios espera de todos nosotros. Ojala fuera así y que todos los días fueran Navidad, pero Navidad de la buena.

Hemos perdido el sentido de esa verdadera Navidad y no precisamente por habernos hecho mayores en lo referente a la edad, no. Nos falta cada vez más ese llamado “espíritu de la Navidad”, del que tanto se habla y tan poco se nota.

Vamos, que más bien parece una gran fiesta pagana en la que creyentes y no creyentes, vemos la oportunidad de unos días de fiesta laboral, de gastar grandes cantidades de dinero sin sentido, solo por gastar. Loterías, regalos, grandes comilonas, fiestas y viajes, vacaciones, etc. y eso, de nuevo en tiempos de ¿crisis?.  Si, crisis de valores.

Causa estremecimiento ver los contenidos en los elementos publicitados durante semanas (hace ya más de dos ó tres semanas que han comenzado), para el logro de beneficios económicos enormes, con campañas comerciales ambiciosas, que nada tiene que ver con el Espíritu del Mesías, ni con el Reino de Dios, ni con la sana doctrina de nuestro Salvador, ni con la de sus apóstoles.

Los alumbrados y adornos de las ciudades, cada vez con menos motivos alegóricos a la verdadera Navidad y al nacimiento de Jesús. Fijaros en dicha iluminación en vuestra ciudad… Ejemplo claro estos últimos años, en los supuestos «belenes» en Barcelona.

Y en cambio, ahí tenemos a “Santa Claus” o “papa Noel”, que más bien es un personaje creado para un anuncio de bebidas de cola famosa, todo vestido ahora de rojo y antes de verde, que dicen viene de algún lugar helado en el norte de Europa, del cual curiosamente nunca salió ningún profeta o por lo menos son desconocidos en las escrituras, y donde se supone que vive y tiene una gran fábrica de juguetes.

Leer más: Preparemos los caminos; Ya se acerca el Salvador

Cristo es Rey, Rey del Universo

Con la celebración de la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, llegado al fin del camino del Año Litúrgico.

Este próximo domingo, 34 de Tiempo Ordinario, ponemos punto final al Ciclo C , y al siguiente domingo comenzaremos otro nuevo Año Litúrgico y otro tiempo nuevo, el Adviento.

Cuando se ha tomado todo este tiempo del Año Litúrgico, con seriedad y responsabilidad, se llega a este último domingo con alegría, con gratitud y con una cierta señal de alivio.

Hemos llegado a una de las fiestas más importantes de este calendario litúrgico. La festividad de Cristo Rey donde celebramos que Cristo, “el ungido”, es sin duda, el Rey del universo. Su Reino es el Reino de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y la paz.

Haciendo un poco de historia de esta festividad

Fue instaurada por el Papa Pío XI el 11 de Marzo de 1925, queriendo con ella motivar a los católicos a reconocer en público que el mandatario de nuestra Iglesia es Cristo Rey. En un principio fue fijada en el domingo anterior a la solemnidad de todos los santos. La Iglesia, ciertamente, no había esperado dicha fecha para celebrar el soberano señorío de Cristo: Epifanía, Pascua, Ascensión, son también fiestas de Cristo Rey, y si Pío XI estableció esa fiesta, fue como él mismo dijo explícitamente en la encíclica Quas primas, con una finalidad de pedagogía espiritual. Posteriormente, en 1970, se movió la fecha de la celebración dándole un nuevo sentido, al cierre del año litúrgico y así se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal. Es el alfa y el omega, el principio y el fin. Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio. El Reino de Cristo es eterno y universal, es decir, para siempre y para todos los hombres.

Sabemos que el Reino de Cristo ya ha comenzado, pues se hizo presente en la tierra a partir de su venida al mundo hace dos mil años, pero reinará definitivamente sobre todos los hombres, cuando vuelva al mundo con toda su gloria al final de los tiempos.

El año litúrgico llega a su fin. Desde que lo comenzamos, hemos ido recorriendo el círculo que describe la celebración de los diversos misterios que componen el único misterio de Cristo: desde el anuncio de su venida (Adviento), su nacimiento (Navidad), presentación al mundo (Epifanía) hasta su muerte y resurrección (Ciclo Pascual), y la cadencia semanal del ciclo ordinario de cada domingo.

¿Pero por que decimos que Cristo es Rey?

Desde la antigüedad se ha llamado Rey a Jesucristo, en sentido metafórico, en razón al supremo grado de excelencia que posee y que le encumbra entre todas las cosas creadas. Así, reina sobre los hombres porque El es la Verdad y porque los hombres necesitan beber de El y recibir obedientemente la verdad .

Sin embargo, profundizando en el tema, es evidente que también en sentido propio y estricto le pertenece a Jesucristo como hombre el título y la potestad de Rey, ya que del Padre recibió la potestad, el honor y el reino; además, siendo Verbo de Dios, cuya sustancia es idéntica a la del Padre, no puede menos de tener común con él lo que es propio de la divinidad y, por tanto, poseer también como el Padre el mismo imperio supremo y absolutísimo sobre todas las criaturas.

Ahora bien, que Cristo es Rey lo confirman muchos pasajes de las Sagradas Escrituras y del Nuevo Testamento. Esta doctrina fue seguida por la Iglesia –reino de Cristo sobre la tierra- con el propósito celebrar y glorificar durante el ciclo anual de la liturgia, a su autor y fundador como a soberano Señor y Rey de los reyes.

Cristo Rey

En el Antiguo Testamento, por ejemplo, adjudican el título de rey a aquel que deberá nacer de la estirpe de Jacob; el que por el Padre ha sido constituido Rey sobre el monte santo de Sión y recibirá las gentes en herencia y en posesión los confines de la tierra.

Además, se predice que su reino no tendrá límites y estará enriquecido con los dones de la justicia y de la paz: “Florecerá en sus días la justicia y la abundancia de paz… y dominará de un mar a otro, y desde el uno hasta el otro extrema del orbe de la tierra“.

Por último, aquellas palabras de Zacarías donde predice al “Rey manso que, subiendo sobre una asna y su pollino”, había de entrar en Jerusalén, como Justo y como Salvador, entre las aclamaciones de las turbas, ¿acaso no las vieron realizadas y comprobadas los santos evangelistas?

En el Nuevo Testamento, esta misma doctrina sobre Cristo Rey se halla presente desde el momento de la Anunciación del arcángel Gabriel a la Virgen, por el cual ella fue advertida que daría a luz un niño a quien Dios había de dar el trono de David, y que reinaría eternamente en la casa de Jacob, sin que su reino tuviera jamás fin.

El mismo Cristo, luego, dará testimonio de su realeza. El mismo respondió a Pilato confirmándolo, aunque también añadió: “Pero mi reino no es de aquí”.

Ora en su último discurso al pueblo, al hablar del premio y de las penas reservadas perpetuamente a los justos y a los réprobos; ora al responder al gobernador romano que públicamente le preguntaba si era Rey; ora, finalmente, después de su resurrección, al encomendar a los apóstoles el encargo de enseñar y bautizar a todas las gentes, siempre y en toda ocasión oportuna se atribuyó el título de Rey y públicamente confirmó que es Rey, y solemnemente declaró que le ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra.

Pero, además, ¿Que cosa habrá para nosotros más dulce y suave que el pensamiento de que Cristo impera sobre nosotros, no sólo por derecho de naturaleza, sino también por derecho de conquista, adquirido a costa de la redención? Ojalá que todos los hombres, bastante olvidadizos, recordásemos cuánto le hemos costado a nuestro Salvador, ya que con su preciosa sangre, como de Cordero Inmaculado y sin tacha, fuimos redimidos del pecado. No somos, pues, ya nuestros, puesto que Cristo nos ha comprado por precio grande; hasta nuestros mismos cuerpos son miembros de Jesucristo.

Jesús nos habla de las características de su Reino a través de varias parábolas. Dice de su reino que:

“es semejante a un grano de mostaza que uno toma y arroja en su huerto y crece y se convierte en un árbol, y las aves del cielo anidan en sus ramas”;

“es semejante al fermento que una mujer toma y echa en tres medidas de harina hasta que fermenta toda”;

“es semejante a un tesoro escondido en un campo, que quien lo encuentra lo oculta, y lleno de alegría, va, vende cuanto tiene y compra aquel campo”;

“es semejante a un mercader que busca perlas preciosas, y hallando una de gran precio, va, vende todo cuanto tiene y la compra”.

Cristo reina ya, mediante la Iglesia

“Cristo murió y volvió a la vida para eso, para ser Señor de muertos y vivos” (Rm 14,9). La Ascensión de Cristo al Cielo significa su participación, en su humanidad, en el poder y en la autoridad de Dios mismo. Jesucristo es Señor: posee todo poder en los cielos, y en la tierra. Él está “por encima de todo principado, Potestad, Virtud, Dominación” porque el Padre “bajo sus pies sometió todas las cosas”.

Para lograr que Jesús reine en nuestra vida, en primer lugar debemos conocer a Cristo. La lectura y reflexión del Evangelio, la oración personal y los sacramentos son medios para conocerlo y de los que se reciben gracias que van abriendo nuestros corazones a su amor. Se trata de conocer a Cristo de una manera experiencial y no sólo teológica.

¿Cómo acercarnos a Cristo Rey?

Acerquémonos a la Eucaristía, Dios mismo, para recibir de su abundancia. Oremos con profundidad escuchando a Cristo que nos habla.

Al conocer a Cristo empezaremos a amarlo de manera espontánea, por que Él es toda bondad. Y cuando uno está enamorado se le nota.

El tercer paso es imitar a Jesucristo. El amor nos llevará casi sin darnos cuenta a pensar como Cristo, querer como Cristo y a sentir como Cristo, viviendo una vida de verdadera caridad y autenticidad cristiana. Cuando imitamos a Cristo conociéndolo y amándolo, entonces podemos experimentar que el Reino de Cristo ha comenzado para nosotros.

Por último, vendrá el compromiso apostólico que consiste en llevar nuestro amor a la acción de extender el Reino de Cristo a todas las almas mediante obras concretas de apostolado. No nos podremos detener. Nuestro amor comenzará a desbordarse.

29-11-2015

Dedicar nuestra vida a la extensión del Reino de Cristo en la tierra es lo mejor que podemos hacer, pues Cristo nos premiará con una alegría y una paz profundas e imperturbables en todas las circunstancias de la vida.

Conmemoracion de San Juan Pablo II en el Monasterio de Valvanera.

Padre Agustín Prado, Instituto del Verbo Encarnado (IVE) Monasterio de Valvanera La Rioja (España)

Por gracia de Dios hemos podido bendecir para la fiesta de San Juan Pablo II Magno, un magnífico busto en el monasterio de Valvanera, La Rioja – España.


Son dos los motivos que nos empujaron a realizarlo:

1º y principalmente como queda reflejado a sus pies en la placa recordatoria: En agradecimiento del Instituto del Verbo Encarnado a su padre espiritual.

2º Como se puede leer en el diseño y grabado sobre el hierro, el título o nombre con el que llamó el papa Magno a esta gran nación: “España, tierra de María”. Y nos encontramos nada más y nada menos que en el monasterio que es la casa de la patrona de La Rioja y los Cameros, Santa María de Valvanera.

La Santa Misa fue presidida por el p. José Vicchi, superior provincial. Pudieron asistir un buen numero de monjes del Pueyo y de Tenerife, así como el P. Enrique Montes que finalizaba los EE para sacerdotes.

Nos encomendamos a San Juan Pablo II, quién tanto amó a la virgen y a España. Le pedimos nos bendiga con muchas y santas vocaciones españolas.

Fotos: Instituto del Verbo Encarnado (IVE)

19/10/2019 Primer Encuentro de Congregaciones y Asociaciones de Nuestra Señora de Valvanera. Madrid.

El obispo de Osma-Soria, Abilio Martínez Varea, (natural de Autol), asistió este fin de semana al primer Encuentro de Congregaciones y Asociaciones de Nuestra Señora de Valvanera, celebrado en el Centro Riojano de Madrid.

Con dicho motivo se celebró un coloquio presidido por el obispo, el prior del Monasterio de Valvanera, Agustín María Prado; José Antonio Rupérez Caño, presidente del Centro Riojano de Madrid; José Antonio Escartín, presidente de la agrupación de Madrid, y representantes de las asociaciones de Andalucía, Cataluña y Galicia, con los socios de Madrid. En él se trató del proceso histórico del Monasterio de Valvanera y las distintas vicisitudes.

https://www.youtube.com/watch?v=xdPHcOeKWx0

Texto y fotos de D. Basilio Sainz Elías (941)

Video Youtube Centro Riojano de Madrid (Rioja Digital TV)

Fiestas de la Vendimia 2019, Nuestra Sra. la Virgen de Valvanera y San Mateo

Desde 1956 que vienen celebrándose estas fiestas de Septiembre como “Fiestas de la Vendimia” Riojana, tienen al día 21 de septiembre, como fecha central de dichas fiestas, celebrando la festividad de San Mateo.

El acto central de ellas, es el Pisado tradicional de la uva, un acto tradicional en el Paseo del Espolón, y ofrenda del primer mosto a la Patrona de la Rioja Nª  Sª Virgen de Valvanera: Cestos de racimos de uva de todas las comarcas riojanas son traídos por parejas de niños vestidos con los trajes típicos comarcales y se vierten a una tina donde serán pisados según la manera tradicional; dos hombres vestidos con el traje regional (nietos ya de la primitiva familia Urdiales), descalzos y uniendo sus brazos van dando vueltas dentro de la tina, en una especie de baile ancestral, donde se han depositado los racimos de uva. 

El mosto extraído en este rito del “pisado de la uva”, es decir el Primer Mosto de la Vendimia, es recogido en un jarro por los Vendimiadores Mayores de la Fiesta y con la presencia del Presidente de la Comunidad Autónoma (este año por primera vez Presidenta), para a continuación, ser bendecido por el Obispo y ofrecido a la Virgen de Valvanera, Patrona de La Rioja, cuya imagen presente en la Concha del Espolón, ha sido portada desde la Catedral de la Redonda por los miembros del Ilustre Capítulo de Caballeros de la Virgen de Valvanera.

Estas fiestas han sido en los últimos años, declaradas de interés turístico nacional.

San Mateo 2016

En las pasadas pasadas fiestas Mateas, se celebró el acto de Pisado de la Uva, y Ofrenda del primer Mosto a la Patrona de la Rioja, Nª Sª Virgen de Valvanera. Previamente se celebró en la Concatedral de la Redonda la Solemne Misa, presidida esta vez, en primera ocasión, por nuestro nuevo Obispo Carlos Manuel Escribano Subíasy acompañado de todas autoridades Autonómicas, Locales, etc.


Una vez finalizada la Cremonia, y portada la Imagen por componentes del Ilustre Capitulo de Caballeros de Nuestra Sra. La Virgen de Valvanera, se Procesionó por las calles de Logroño (Portales, Muro de Cervantes, etc.) hasta llegar a la Plaza del Espolón, para celebrar el mencionado Pisado de la uva, y ofrecimiento de este primer mosto 2016."

Día de la Diócesis 2016

El Pasado 11 Septiembre, se celebró en el Monasterio de Valvanera la Celebración del día de La Diócesis e inicio del Curso Diocesano 2016, contando en esta ocasión por primera vez con la presencia del recientemente nombrado Obispo de nuestra Diócesis, D. Carlos Escribano, y acompañado  prácticamente de representantes de todos los Arciprestazgos.

También asistieron nuestras Primeras Autoridades Autonómicas, numerosos fieles, Capítulo de Caballeros de Nª Srª de Valvanera tras celebración de su Capítulo Ordinario, etc.

Año de la fe

AÑO DE  LA  FE : LA  VIRGEN  DE  VALVANERA  PEREGRINA, EN   LOGROÑO

Durante 2013, denominado por el Sr. Obispo como el Año de la Fe, tomando a la Virgen María como modelo y con el lema "Haced lo que Él os diga", ha sido llevada  por todos los Arciprestazgos de la Rioja, la Imagen de María de Valvanera Peregrina de la Fe, (remerorando lo acontecido en 1952, y siendo D. Fidel García Obispo de nuestra Diócesis, en que redacta una exhortación Pastoral para que la Imagen de la Virgen de Valvanera visite todos los pueblos de La Rioja);

 El Ilustre Capítulo de Caballeros de Nuestra Señora de Valvanera, ha tenido el honor de participar en dichos actos, como el acontecido durante la visita a Logroño   (26-10-2013).

Cervera 24-01-2015

El  pasado 24 Enero 2015, y tras varios cambios cambios de fechas y horarios, se procede a la entronización de una Talla de La Virgen de Valvanera en la localidad de Cervera del Río Alhama.

Desde que en 1948 fuera nombrada Alcaldesa Honoraria, prácticamente todos estábamos en deuda con el hecho, y se carecía de una imagen en la zona; desde los días anteriores la Imagen estuvo expuesta en la Iglesia de San Gil, y posteriormente en la de Santa Ana, para que en el día de la fecha y tras acudir La Comunidad Benedictina del Monasterio y varios del Capítulo de Caballeros, hacer entrega en el Hospital  de la mencionada Talla, al pueblo Cerverano, desde donde y en procesión llegar al Ayuntamiento acompañada de numeroso público y banda de música.

Una vez en el Ayuntamiento y tras celebración de una Eucaristía, se la entronizó en el hall de entrada, estando así, accesible a todo el pueblo, donde podrá admirarla; Ella por su parte, podrá cumplir finalmente como Alcaldesa Honoraria, velando por todos sus convecinos Cerveranos.

Clausura del año de la fe

Como Colofón a este año2013, denominado por el Sr. Obispo de la Diócesis como Año de la fe, se ha celebrado el 24 de Noviembre la Despedida de la imagen de La Virgen peregrina, y últimas ofrendas en la Catedral y aledaños.

Cocina Económica

Con  fecha 16-12-2014, se procede por parte del Ilustre Capítulo de Caballeros de la Virgen de Valvanera, a la entrega-donación de un cuadro con la Imagen de la Virgen de Valvanera, patrona de la Rioja, y que se colocará junto a otro cuadro preexistente de la Virgen de la Esperanza, patrona de Logroño.

 En un cordial acto, como se aprecia en las imágenes Superiora del Centro y Presidente del Capítulo, junto a  otros Caballeros asistentes, inmortalizan el momento, para que permanezcan juntas las dos imágenes; Así  permanecerán  juntas, Patrona de la Rioja y Patrona de Logroño.

Juan José Omella investido prior honorario

Coincidiendo con al peregrinación escolar, el obispo de la Diócesis riojana, Juan José Omella, fue investido prior honorario del Capítulo de Caballeros de la Virgen de Valvanera por «la labor que está realizando con la peregrinación de la Virgen de Valvanera por los municipios riojanos, y su continuo trabajo avivando la devoción a nuestra patrona».

 Entre el fuerte aplauso de los presentes, el presidente del Capítulo, Fernando Gómez-Bezares, impuso la venera con cadena dorada, distinción del Capítulo, a monseñor Omella, quien aprovechó para felicitar a los escolares riojanos que se acercaron hasta el Monasterio de Valvanera a pesar de la lluvia.