header001.png

Login Form

El Bautismo de Cristo, nuestro Señor.

El ciclo de Navidad se cierra con una manifestación más de Jesús: su bautismo. Poco a poco se ha ido delineando el rostro del que será nuestro Salvador y hoy se nos manifiesta de una manera plena y en todo su esplendor: es el Hijo amado de Dios, ungido por el Espíritu y enviado con una misión muy especial que consiste en manifestar a todos los hombres el amor de Dios. Tres características que nos ayudan a reconocer a Jesús en su bautismo pero que al mismo tiempo nos hacen comprender la verdadera esencia del cristiano. Todos somos bautizados en el mismo bautismo de Jesús y nos injertamos en su cuerpo y en su misma misión. Si contemplamos la manifestación que hoy nos ofrecen las lecturas sobre el Mesías y Ungido, podremos comprender la importancia que reviste para nosotros nuestro bautismo que con frecuencia lo hemos reducido a mero ritualismo, costumbre o hasta sólo un acto social. Somos bautizados y cristianos, pero sólo de apariencia y no vivimos en plenitud lo que significa ser cristiano.

Mons. Enrique Díaz

 

En aquel tiempo, vino Jesús desde Galilea al Jordán y se presento a Juan para que lo bautizara.

Pero Juan intentaba disuadirlo diciéndole:

«Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?».

Jesús le contestó:

«Déjalo ahora. Conviene que así cumplamos toda justicia».

Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrieron los cielos y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una luz de los cielos que decía:

«Este es mi Hijo amado, en quien me complazco».

El Evangelio de San Mateo, en el capítulo 3, versículos 13 a 17, nos narra el episodio del Bautismo de Jesús, momento en el que Él, se manifiesta como enviado del Padre y comienza su vida pública.

El domingo que sigue a la fiesta de la Epifanía, la Iglesia Católica celebra el bautismo de Cristo y señala la culminación de todo el ciclo natalicio (Navidad) o de la Manifestación del Señor. Es también el domingo que da paso al llamado tiempo ordinario.

 

Al reflexionar sobre el bautismo de Jesús, comprendemos mejor que aquel Niño que contemplábamos en Belén hace muy pocos días y que fue presentado ante los pueblos por medio de una estrella, la misma que guiaron a los Magos de Oriente, ha de ejercer una misión en nombre de Dios.

Sobre Él, reposa toda la confianza del Padre y toda la fuerza del Espíritu Santo.

Si en Navidad contemplábamos al Verbo Encarnado, ahora se manifiesta todo Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Dios se implica en la historia humana. La historia de Jesús se transforma ahora en la historia del Dios-con-nosotros y del nosotros-con-Dios.

Juan «el Bautista», ha estado bautizando en el Río Jordán, como lo hacía desde hace ya mucho tiempo. Un día, Jesús vino desde Nazaret y Galilea, y le pidió a Juan que lo bautizara. Juan protestó porque pensaba que Jesús era el que lo tenía que bautizar a él.

Pero Jesús le dijo que necesitaba ser bautizado para completar toda su virtud. Entonces, Juan lo bautizó en el río.

Inmediatamente después de que lo bautizara, mientras oraba, el cielo abrió sus puertas y una paloma descansó en el hombro de Jesús. Era el Espíritu de Dios en forma de paloma para que Jesús lo viera.

De momento hubo una voz saliendo desde el cielo y dijo, “Tú eres mi querido hijo, y yo estoy muy complacido contigo.” La paloma y la voz de Dios eran una señal diciendo que Jesús era el Mesías.

Después de todo eso, Juan reunió un grupo de personas. Jesús se acercó al grupo mientras Juan hablaba con ellos.  “¡Miren!, La mano de Dios viene para liberarnos del pecado que hay en este mundo.” Le dijo que vio el Espíritu de Dios bajando donde Jesús en forma de una paloma. Que escuchó la voz de Dios, y que la paloma era un símbolo para revelar a su Hijo.

Juan y Jesús son parientes. La madre de Juan, Isabel, dijo de María, la madre de Jesús, que sabía iba a ser la madre del Hijo de Dios. Jesús era Dios hecho hombre quien venía a la tierra. Juan tenía una misión. Tenía que preparar al pueblo para el encuentro con Cristo, y estaba completando su misión. Ahora, Cristo se ha revelado.

Algunas personas fueron donde Juan y le dijeron que ahora las personas van siguiendo a Jesús, y no a él. Pensaban que eso le iba a molestar, pero Juan no tenía ningún problema con ello. Les dijo que él, no era el Cristo. Les dejo saber que Cristo debe ser el importante, y él debe ser menos importante.

Jesús se introduce en el río Jordán.

Y cumple Jesús toda justicia. Desciende a las aguas ante Juan. En aquellos momentos el inocente de todo pecado asume todos los pecados de los hombres. Los miles de millones de pecados de los hombres caen sobre sus espaldas, y los asume haciéndose pecado, como si fuesen suyos, sin serlo. Esta decisión libre le costará sangre y sudor, amor difícil, amor total que llegará a estar crucificado, hasta dar la vida por todos.

Cuando Jesús entra en las aguas y Juan baña su cabeza, son sumergidos todos los pecados de los hombres. Las aguas limpian el cuerpo, y por eso son tomadas como símbolo de la limpieza de las almas que se arrepienten ante Dios de sus pecados. Más no pueden hacer. Pero al sumergirse Jesús en las aguas, las santifica, les da una fuerza nueva. Más adelante, el bautismo lavará con las aguas los pecados hasta la raíz, y dará la nueva vida que Cristo conquistará en su resurrección. Serán, efectivamente, aguas vivas que saltan hasta la vida eterna.

Dios se manifiesta.

Al salir Jesús del agua sucede el gran acontecimiento: Dios se manifiesta. “Inmediatamente después de ser bautizado, Jesús salió del agua; y he aquí que se le abrieron los Cielos, y vio al Espíritu de Dios que descendía en forma de paloma y venía sobre él. Y una voz del Cielo que decía: Este es mi Hijo, el amado, en quien me he complacido”(Mt).

La voz es la del Padre, eterno Amante, el que engendra al Hijo en un acto de amor eterno, dándole toda su vida. El Hijo es el Amado, igual al Padre según su divinidad. Es tan Hijo que es consustancial con el Padre, los dos son uno en unión de amor. El Padre le dio toda su vida, y el Hijo ama al Padre con ese amor obediente que vemos en Jesús cuando desciende a las aguas como hombre que se sabe Dios, desde una libertad humana con la que se entrega por los hombres y ama al Padre. Y el Padre se complace en ese hombre que le ama con amor total y mira a los demás hombres saliendo del pecado, y les ama en el Hijo.

El Espíritu Santo.

espirituSantoLa paloma simboliza el Espíritu. Anunció la nueva tierra y la paz de Dios a los hombres después del diluvio, que habían sido castigados por sus pecados. Anuncia el amor a los que quieren vivir de amor. Anuncia junto a Jesús la nueva Alianza, en que, de nuevo, el Espíritu de Dios volará sobre las aguas del mundo. Limpiará los corazones con el fuego de su amor, purificará las intenciones, llenará de Dios a todos los que crean y esperen, inflamará de amor a los amantes que desean el amor total, tan lejano al amor propio.

Jesús es ungido por el Espíritu. Jesús es así el Cristo, el nuevo rey del reino del Padre. Antes los reyes eran ungidos con aceite, y la gracia de Dios les daba fuerzas. Ahora el Espíritu mismo invade a Jesús. Podrá actuar con plena libertad en su alma dócil, le impulsará, le encenderá en fuego divino. Por eso “Jesús lleno del Espíritu Santo, regresó del Jordán, y fue conducido por el Espíritu al desierto”. Comienza su vida de Ungido por el Espíritu que le lleva a lo más alejado del paraíso, al desierto, donde se mortifica, reza y sufre la tentación de Satanás.

San Mateo 2016

En las pasadas pasadas fiestas Mateas, se celebró el acto de Pisado de la Uva, y Ofrenda del primer Mosto a la Patrona de la Rioja, Nª Sª Virgen de Valvanera. Previamente se celebró en la Concatedral de la Redonda la Solemne Misa, presidida esta vez, en primera ocasión, por nuestro nuevo Obispo Carlos Manuel Escribano Subíasy acompañado de todas autoridades Autonómicas, Locales, etc.


Una vez finalizada la Cremonia, y portada la Imagen por componentes del Ilustre Capitulo de Caballeros de Nuestra Sra. La Virgen de Valvanera, se Procesionó por las calles de Logroño (Portales, Muro de Cervantes, etc.) hasta llegar a la Plaza del Espolón, para celebrar el mencionado Pisado de la uva, y ofrecimiento de este primer mosto 2016."

Día de la Diócesis 2016

El Pasado 11 Septiembre, se celebró en el Monasterio de Valvanera la Celebración del día de La Diócesis e inicio del Curso Diocesano 2016, contando en esta ocasión por primera vez con la presencia del recientemente nombrado Obispo de nuestra Diócesis, D. Carlos Escribano, y acompañado  prácticamente de representantes de todos los Arciprestazgos.

También asistieron nuestras Primeras Autoridades Autonómicas, numerosos fieles, Capítulo de Caballeros de Nª Srª de Valvanera tras celebración de su Capítulo Ordinario, etc.

Año de la fe

AÑO DE  LA  FE : LA  VIRGEN  DE  VALVANERA  PEREGRINA, EN   LOGROÑO

Durante 2013, denominado por el Sr. Obispo como el Año de la Fe, tomando a la Virgen María como modelo y con el lema "Haced lo que Él os diga", ha sido llevada  por todos los Arciprestazgos de la Rioja, la Imagen de María de Valvanera Peregrina de la Fe, (remerorando lo acontecido en 1952, y siendo D. Fidel García Obispo de nuestra Diócesis, en que redacta una exhortación Pastoral para que la Imagen de la Virgen de Valvanera visite todos los pueblos de La Rioja);

 El Ilustre Capítulo de Caballeros de Nuestra Señora de Valvanera, ha tenido el honor de participar en dichos actos, como el acontecido durante la visita a Logroño   (26-10-2013).

Cervera 24-01-2015

El  pasado 24 Enero 2015, y tras varios cambios cambios de fechas y horarios, se procede a la entronización de una Talla de La Virgen de Valvanera en la localidad de Cervera del Río Alhama.

Desde que en 1948 fuera nombrada Alcaldesa Honoraria, prácticamente todos estábamos en deuda con el hecho, y se carecía de una imagen en la zona; desde los días anteriores la Imagen estuvo expuesta en la Iglesia de San Gil, y posteriormente en la de Santa Ana, para que en el día de la fecha y tras acudir La Comunidad Benedictina del Monasterio y varios del Capítulo de Caballeros, hacer entrega en el Hospital  de la mencionada Talla, al pueblo Cerverano, desde donde y en procesión llegar al Ayuntamiento acompañada de numeroso público y banda de música.

Una vez en el Ayuntamiento y tras celebración de una Eucaristía, se la entronizó en el hall de entrada, estando así, accesible a todo el pueblo, donde podrá admirarla; Ella por su parte, podrá cumplir finalmente como Alcaldesa Honoraria, velando por todos sus convecinos Cerveranos.

Clausura del año de la fe

Como Colofón a este año2013, denominado por el Sr. Obispo de la Diócesis como Año de la fe, se ha celebrado el 24 de Noviembre la Despedida de la imagen de La Virgen peregrina, y últimas ofrendas en la Catedral y aledaños.

Cocina Económica

Con  fecha 16-12-2014, se procede por parte del Ilustre Capítulo de Caballeros de la Virgen de Valvanera, a la entrega-donación de un cuadro con la Imagen de la Virgen de Valvanera, patrona de la Rioja, y que se colocará junto a otro cuadro preexistente de la Virgen de la Esperanza, patrona de Logroño.

 En un cordial acto, como se aprecia en las imágenes Superiora del Centro y Presidente del Capítulo, junto a  otros Caballeros asistentes, inmortalizan el momento, para que permanezcan juntas las dos imágenes; Así  permanecerán  juntas, Patrona de la Rioja y Patrona de Logroño.

Juan José Omella investido prior honorario

Coincidiendo con al peregrinación escolar, el obispo de la Diócesis riojana, Juan José Omella, fue investido prior honorario del Capítulo de Caballeros de la Virgen de Valvanera por «la labor que está realizando con la peregrinación de la Virgen de Valvanera por los municipios riojanos, y su continuo trabajo avivando la devoción a nuestra patrona».

 Entre el fuerte aplauso de los presentes, el presidente del Capítulo, Fernando Gómez-Bezares, impuso la venera con cadena dorada, distinción del Capítulo, a monseñor Omella, quien aprovechó para felicitar a los escolares riojanos que se acercaron hasta el Monasterio de Valvanera a pesar de la lluvia.